Autoficción 31…..agarre su ciencia y todas sus vainas y arregle su auto, que en la cocina la que manda soy yo…..

El siguiente texto lo escribí vivo, viviente, para ser leído como lo leen los muertos. Son varias cartas de mis padres que muestra una ventana hacia la vida de esos años, los ochenta, en Chile. En la primera, mi madre me escribe desde el emblemático Hotel Ralún donde fue a pasar las fiestas patrias con mi padre en Septiembre de ese año. El Hotel, ubicado a 80 kilómetros de Puerto Varas, fue obra del conocido premio nacional de arquitectura, Cristian de Groote; que desgraciadamente se incendió en enero de 1992, sobreviviendo al menos las cabañas. Mi madre cuenta que después de dejar una luz encendida durante la noche, se dedicaron a matar zancudos y ella a recuperarse de los vómitos y malestares que le llegaban después con las megadosis de vitamina C que consumía; estaba bajando de 60 gramos al día a 36. Mi madre en Septiembre del año 85 ya llevaba varios meses tratándose exitosamente el cáncer ingiriendo esas mega dosis diarias. Pero el problema con ese tratamiento poco convencional, extraño, misterioso, es que la dejó siempre expuesta a la reaparición del cáncer, algo que también ocurre con los tratamientos convencionales: ¿podía realmente respirar tranquila? De la misma manera con que esa enfermedad había desaparecido de manera inexplicable, se había evaporado, podía nuevamente reaparecer con bombos y platillos…. algo que por otro lado, para los médicos tratantes, sería algo explicable, como una reivindicación de que mi madre nunca se curó del cáncer. Desde esos días, cada ecografía “buena” sería celebrada por mis padres como un regalo de cumpleaños. Imagino que para ella, al tomarse ese examen, tiene que haber sido como jugar a la ruleta rusa. ¿Me toca o no me toca? ¿Cómo anda mi suerte? Los médicos no creen en brujos, no deberían creer, pero como dice el refrán popular algunos podrían recitar (como mi padre)……”yo no creo en brujos, pero de que los hay, los hay”. ¿Qué habrá pensado el renombrado cancerólogo, el doctor Kleimann, por ejemplo, que vio a mi madre y que le recetó quimioterapias? ¿Le habrá confesado que sí, que ahora creía un poco en ellos, los brujos?

Ese año mi madre me había visitado en Berlín donde trabajaba en mi postdoctorado. Generosamente mis padres me regalaron una estadía en Palma de Mallorca como regalo de matrimonio, pero durante esos meses vivimos en distintas ciudades con Pilar; ella en Cleveland, terminando su doctorado en Case Western Reserve University y yo en Berlín buscando que me llegara la fama, ese reconocimiento ruidoso que nunca llegó. Nada de eso ocurriría, y regresé a Cleveland para olfatear otras rutas de viaje.

Los polluelos de la familia continuábamos saltando del nido, moviendo y ensayando las alas para ver cuan lejos se podía volar. A mí, por ejemplo, me mantenían una tarjeta American Express que a veces usaba. Mi hermano Alberto ya había regresado de Alemania con su familia y estaba empeñado en renovar su título de médico alemán (junto a Aída, su esposa) para poder ejercer en Chile. Llegó con varias máquinas de diálisis, adquiridas en Alemania, para desarrollar esa área en la Clínica Indisa. Mis otros hermanos, Álvaro y Mónica se recibían de arquitectos y buscaban trabajo:

“….Mónica flamante arquitecto, está cesante, Pato, trabaja a full-time incluyendo los Sábados con un sueldo mensual equivalente a US$150…..”

Al poco tiempo parece que consiguió algo con el conocido arquitecto Fernando Castillo Velasco. Mi madre lo comenta de manera letal:

“…..Mónica está contenta y serena de haber dejado ese trabajo, por $28,000 al mes, donde el deshumanista de Fernando Castillo Velasco (Arquitecto, demócrata cristiano, ex rector de la Universidad Católica en tiempos de Eduardo Frei Montalva). Su mandamás, un tal ratón Pérez, la hacía trabajar de 8 a 8 en una pieza sola y oscura, ¡por lo mismo que tenía de mesada de soltera! La pobre se amargaba de noche, al pensar en las humillaciones del día siguiente…..”

Y mi padre lo confirma:

“…..dejó el trabajo donde era explotada y mal tratada.”

Mi hermano Gonzalo continuaba con su búsqueda para vivir en el extranjero. Con el tiempo lo conseguiría, yéndose a Canadá donde vive ahora:

“…..A Gonzalo no le ha resultado su traslado a New York, pero no abandona la idea de poder salir de Chile, porque en este país no hay porvenir para la juventud….”

Aquí va una carta:

 

Ralún 19 Septiembre 85

Cristiancito amor

Han pasado tantos días desde que llegué a Santiago y aún me parece estar en el último día que almorzamos juntos. Estuve feliz ese día contigo. Ahora espero una larga carta con lo primero que se te vaya a la cabeza de los días en Mallorca. Para mí Mallorca es la isla de la felicidad, es el único lugar donde la gente camina por sus calles riéndose y en los cafés y plazas nadie anda apurado.

Recuérdale escribirle a Nancy y si es posible que te envíe la etiqueta de esas medias “sup-lose” para várices que ella usa en invierno. Usa la tarjeta A. Express todas las semana para tus compras de todo, y usa el restarán. Aquí gracias a Dios no tenemos escasez de $.

Te escribo desde un lugar maravilloso. Es un Hotel piedra, madera, y vidrio con vista al lago Ralún. Grandes espacios abiertos, prados cuidados, árboles y un clima tipo Mar del Norte en Alemania. Un hombre de impermeable amarillo, botas y gorro, pasa el rastrillo….llueve. Tenemos una cabaña para Juan y yo solos, con salón (¿camas?) living comedor (más dos camas) y nuestro dormitorio y chimenea y también un gran baño rosado. Por los desniveles de los diferentes niveles dejamos la luz del baño encendida. En la mañana Juan se dedicó a matar zancudos contra el espejo del baño. La camarera usará su imaginación para entender las manchas en todas partes. Ahora hay un paseo en el mar. Pero con esta lluvia no me apetece y Juan está con la resaca de un poco de vino al almuerzo y un poco de whisky anoche, además de dos platos de salmón y algo de ostiones.

Aquí es algo distinto en Chile. Lentamente J. Alberto está volviendo a ser el hijo que fue. Seguramente viaje a Madrid en Octubre para dar exámenes. Con el título español puede ejercer en Chile. Aída no se atreve a dar exámenes, prefiere demorar más estudiando aquí.

Ximena

 

Aquí sigue una carta de mi padre donde nuevamente se refiere al misterio de esa mejoría de mi madre y la vitamina C. Me habla de mis hermanos y esas contantes preocupaciones por conseguir trabajos para poder independizarse del nido. El texto continua después con cartas de mi madre:

 

Santiago, Octubre 3 de 1985

Querido Cristián

Estamos felices con el resultado de la ecografía de la mamá que es normal. Ella está tomando aproximadamente 60 gramos de vitamina C y 3-4 comprimidos de lisado de corazón. No sé realmente cual es el mecanismo de actuar de estos medicamentos. Creo que realmente nadie lo sabe, pero en este caso específico se vio una reproducción del tumor, y después de dos meses de tomar vitamina C el tumor había desaparecido completamente, y ahora con una nueva ecografía después de cinco meses tampoco hay rastros del tumor, ni en la pelvis, ni en las zonas anexiales, ni en la aorta, ni en los riñones; no hay liquido ascéticos, sedimentación y hemograma normal. Es decir desde el punto de vista del cáncer no hay nada. Por supuesto que debe continuar el tratamiento por un tiempo muy largo que exactamente no sé cual será.

Álvaro neurótico tratando de terminar su proyecto para recibir su título este mes de Octubre. Claro que una vez recibido será un flamante cesante porque aquí no hay trabajo y todo es extremadamente difícil. Hemos estado pensando y a él también le gustaría mucho conseguir alguna beca de post-grado en USA. Ahora está beca sería ideal conseguirla desde USA mismo, porque toda beca que se consigue a través de la embajada de USA en Chile tiene la obligación de volver al país y prácticamente es imposible trasladarse a USA. El ideal sería que consiguiera una beca parecida a lo que has conseguido tú que no te obliga a retornar al país. Álvaro tiene la ventaja como tú lo sabes de dominar perfectamente el inglés. Te ruego Cristián consideres esta posibilidad y desde Alemania y posiblemente a través de Pilar, tratar de informarse que posibilidades tiene de estudios de post-grado, o de trabajo. Mónica flamante arquitecto, está cesante, Pato, trabaja a full-time incluyendo los Sábados con un sueldo mensual equivalente a US$150. A Gonzalo no le ha resultado su traslado a New York, pero no abandona la idea de poder salir de Chile, porque en este país no hay porvenir para la juventud. Juan Alberto en estos momentos está en España tratando de revalidar su título: en Chile también se puede pero parece más largo y burocrático. Me alegro mucho con tus últimas cartas en que haces tan agudas observaciones. También me alegra que se termine como tú llamas “adolescencia prolongada y estudiante perpetuo”. Estoy de acuerdo contigo que en el campo privado existen mayores posibilidades económicas y también hay posibilidades de investigación. A lo mejor desde el mismo Berlín, quizás sería ventajoso que tu escribieras a la IBM porque el echo de estar en Alemania a ellos tú incorporación en el equipo les parecería como una verdadera conquista.

A Pilar a pesar de no haber convivido largo tiempo con ella, la queremos mucho, porque es muy tierna y a dado pruebas que te quiere, tiene coraje y deseos de superación; ella es de las personas que “tira para arriba” y estoy seguro que tendrán un porvenir magnífico. Ella ha sido muy cariñosa con la mamá, porque a menudo la llama por teléfono. A las pocas horas que hubo un temblor fuerte en Santiago ella estaba llamando por teléfono a la mamá para preguntar si había pasado algo. Todos estos detalles hacen que cada vez la vayamos apreciando y queriendo más. Tus llamados telefónicos y las cartas, constituyen una de las mayores alegrías para la mamá. Estamos felices que lo hayas pasado bien en España. No te olvides escribirles a los Matas, y a la Nancy, agradeciéndoles sus atenciones. Sentimos que no vayan para Navidad, pero nos conformamos con que tú y Pilar estarán juntos. Si Dios quiere nosotros pensamos verlos el próximo año en USA.

Reciban tú y Pilar un cariñoso abrazo y beso de la mamá, los hermanos y mío.

Juan

 

Santiago, 5 de Noviembre de 1985

Cristiancito querido

Ni que tuvieras radar para saber cuando estoy preocupada. Gracias por llamarme hoy por la mañana.

Ayer, cuando Pilar me llamó tan amargada le ofrecí enviarle un pasaje siempre que pudiera quedarse contigo hasta que te saliera la visa en Febrero ya que por diez días no vale la pena el gasto. Para cuando recibas esta, ya sabrás seguro si a Pilar le pagan el pasaje, si no, se lo compro yo desde aquí con el dólar preferencial que hay para pasajes (a $180). El dólar paralelo está a $220 y dicen que va a subir más. El único que goza con esto es Gonzalito. Sus US$500 al mes aumentan día a día…. Además puedo comprarle el pasaje con 10 meses o un año de facilidades.

Juan sueña con ir a Bal Harbour en Miami y juntarnos con ustedes en Febrero, pero no creo que pueda, ha resultado trabajoso y discutido el asunto de poner las máquinas de diálisis por la necesidad de habilitar y remodelar un gran espacio. No creo que convenga dejar solo a J. Alberto el primer tiempo.

Mónica está contenta y serena de haber dejado ese trabajo, por $28,000 al mes, donde el deshumanista de Fernando Castillo Velasco (Arquitecto, demócrata cristiano, ex rector de la Universidad Católica en tiempos de Eduardo Frei Montalva). Su mandamás, un tal ratón Pérez, la hacía trabajar de 8 a 8 en una pieza sola y oscura, ¡por lo mismo que tenía de mesada de soltera! La pobre se amargaba de noche, al pensar en las humillaciones del día siguiente…..A Pato le subieron el sueldo. Está contento.

Alvarito para no sentirse cesante, está yendo a un curso de tasaciones. Estamos revolviendo nuestro mundillo de conocidos para encontrarle alguna pega. Si nada sale piensa irse a cualquier parte del mundo a trabajar. Y creo que tiene la razón, antes de quince años este Chile será un caos total para la gente como nosotros. Anoche ocho atentados dinamiteros. Se incendió el edificio Emporium de Viña, etc., etc.

Y me levanto al tiro a poner esta al correo. Un gran abrazo y llámame para comprarle el pasaje a Pilar.

Ximena

 

Santiago, Noviembre 11 de 1985

Querido Cristián

Perdona que cuando te envié el resumen de la enfermedad de la mamá no te escribiera, pero estaba apurado porque esos papeles salieran cuanto antes. Por favor hace una traducción de ellos y manda a consultar el caso cuanto antes a L. Pauling, para saber cómo continuar el tratamiento de la mamá que hasta ahora se encuentra muy bien.

Estamos un poco preocupados por ti, pero confiamos en tu buen criterio para decidir lo más conveniente. Nosotros no tenemos dinero en exceso, pero cualquier cosa que necesites ocupa la tarjeta y danos a conocer si te faltan dólares, para hacértelos llegar de alguna forma. Creo adecuado que tú regreses a USA cuando hayas arreglado todos los problemas de la visa, para que puedas trabajar con tranquilidad. Creo también que es bueno que estés con Pilar; si hay problemas con los pasajes nosotros te podemos enviar desde Chile un boleto, porque lo podemos comprar con dólares a precio oficial y con facilidades de pago.

A Gonzalo desgraciadamente no le salió el contrato de la Unicef a New York, pero no abandona la idea de irse a USA. Álvaro se recibió y está convertido en un flamante cesante, igual que Mónica, que dejó el trabajo donde era explotada y mal tratada. Acuérdate que el 25 de Noviembre es el cumpleaños de Álvaro para que le escribas algunas líneas. Juan Alberto regresó el sábado 9 y mañana se iniciarán los trabajos para la instalación de las máquinas de diálisis. Aquí en la Clínica Indisa las cosas caminando bien y con muchos proyectos a futuro.

Esperamos verte pronto, pero por ahora nos conformamos con que la Pascua no la pasarás solo, sino acompañado de Pilar.

Un cariñoso abrazo y beso, para ti y Pilar de la mamá, los hermanos y mío.

Juan

 

Y finalmente llegamos a la extensa carta de mi madre donde nuevamente se repiten los temas pero con más detalles y observaciones. Mi hermano Álvaro se recibe de arquitecto, pero queda cesante. Mis padres escarban entre amigos y conocidos buscándole algo. Se mira, también, mucho hacia el extranjero y sus posibilidades. Solo mi hermano Alberto es el que apuesta definitiva por Chile. Ese año regresó de Alemania junto a su familia y después de múltiples viajes y trámites en España revalidó su titulo ahí.

Mi madre menciona también un texto que les mandé, un relato que voy a buscar para leerlo nuevamente después de tantos años.

Las empleadas de mi antiguo hogar, junto a ese mundillo de responsabilidades un poco borrosas está bien descrito por mi madre a lo Donoso. La Guille al final se transformó en otro cáncer, pero enquistado en la vida familiar, en la mesa del comedor, en los cuartos, donde al final se transformó en espía. Tenía también una hija uniformada:

“….Juan despidió a la Guille por tratar mal a Mónica, parecía creer que al casarse debía comportarse como ajena…me alegro, porque a mí también me molestaba su aire superior frente a mi enfermedad. A veces tenía la sensación de que esperaba heredar mis cosas y mi casa.”

“…..pero lo peor era tener que hacer silencio a cualquier comentario en la mesa, tenerle miedo…con la hija de uniforme, casada con otro uniformado, no había seguridad….”

De la agencia entonces le mandan otra empleada:

“….una grandota de aspecto limpio, despachada por usar tu juguera sin atornillarla bien, y cuando Álvaro trató de explicarle su uso, le recomendó ir a arreglar su auto porque la cocina era lugar de ella sola…”.

Cuando la echan me imaginé a la empleada explicándole a mi hermano, que sería mejor que…

“…..usted, don Álvaro, agarre su arte, su ciencia y todas sus vainas y arregle su auto, que en la cocina la que manda soy yo…..”

Aquí recuerdo la película Roma, premiada recientemente con tres Oscares en Hollywood, donde las empleadas parecen formar parte de la familia, pero hasta cierto punto, hasta que tocan y experimentan con los límites donde saltan por los aires y son rechazadas. Se quedan con Luz que además le cocina a otra empleada (“una negrita que toma las cosas como si fueran cristales”) que no sabe hacer mucho:

“…Luz, la que contraté para los altos mientras la Guille salía en su mes de vacaciones, está agotada haciendo altos y bajos y cocinándole a la negrita simpática (madre de cuatro hijos)….ahora ha pedido su jubilación. Trabajó como 20 años como empleada particular y cuatro más de empleada doméstica. Le estoy haciendo los trámites para que vuelva a ser empleada particular y así saque más $ de jubilación, pero no entiende…jubilará por el Servicio de Seguro Social….tiene 54 años y parece una anciana…”

Mi madre también le pasa revista a su tribu, pero de manera mucho más copuchenta:

“….Manuel (casado con su hermana, Mónica) hinchado de grasa rosada, nos contaba lo bueno que sus hijos se hubieran casado con jóvenes de buena familia. Y yo veía a Juan con su cara de piedra, sonriente….”

 La carta la escribe al vuelo, transmitiendo un poco lo que se vive en la casa, sus vibraciones:

“….he interrumpido la carta para almorzar con Álvaro y Juan; Mónica y Pato no vienen hoy porque ayer llegó la mamá de Pato al departamento de ellos (el departamento tuyo del centro) y se vuelve a Reñaca el Viernes…”

De mi padre cuenta de manera divertida que:

“….come como calcetín viejo, y en la noche su soporífero es un whisky de nuestra pieza, más un pisco sour del refrigerador, sin que yo sepa……..es el viejo más contento, ninguno de sus amigos tiene hijos tan magníficos como él, así dice….tenemos que hacer trabajo de joyería para bajarle el orgullo….”

 

Aquí llegamos finalmente a la carta:

 

Santiago, 21 de Noviembre 1985

Querido Cristiancito

Primero las malas noticias. La única mala noticia que no es noticia para ti, es que me angustia que sigas solo en Berlín, sin Pilar hasta Febrero. Pienso y pienso cómo podría arreglarse eso. Me da rabia no tener $ como que pudieran viajar por fines de semana a verse, o como quería Pilar, ir ella por una semana….me incomoda también que apenas uses la tarjeta A. Express, no tendríamos –es verdad- para gastar mil dólares mensuales en la tarjeta, pero 300 dólares, sí, y veo que no hay casi compras en la KDW. Me dejaría más tranquila que tú, todos los sábados o Viernes te llevaras unos buenos “bistocos” para comer con tus vecinos, y también que te compraras revistas en esa tienda. Acuérdate además que en los EE.UU. la ropa es muy cara, anda a comprarla en esa tienda. Pero trata de evitar el aislamiento que siempre termina en neurosis difíciles de curar porque se vuelven manías (estoy pensando en el papá de Andrés Hübner). Sigue cursos de cualquier cosa, hasta de Jazz dance….la gente es como la plata, más linda mientras más se roza y que guardada se ennegrece….y ahora voy a tratar de imaginarme que estoy conversando contigo, como si estuviera allá, en tu departamento calientito mientras afuera llueve y truena. Y empiezo el pelambre:

Apenas llegaron tus cuarenta páginas, me las leí de un tirón. Tiene episodios magníficos dentro de una cierta inconexión. No entiendo qué tiene que ver con la historia en general el tonto bien tonto –aunque re-contra bueno el asunto del prostíbulo. Lo leí hace varios días, y lo que recuerdo es la historia de un suicida y el sufrimiento de los padres, transformados en revivir al hijo en lo que queda de él: su gato y la prostituta. Emocionante el capítulo del encuentro del padre con esa mujer por la que su hijo murió. Aquí te envío un recorte de la revista Hoy, podrías mandarlo a algún concurso cuando esté terminado. Encuentro que tienes una gran capacidad creadora, pero crees al lector más inteligente. Uno necesita que lo guíen como con un cordelito. Tú tiras miguitas y ahí a veces se me pierde la trama. Te envío las cartas de Pablo Neruda a su hermana (que iban dentro de un sobre en la tapa de un libro). Como las cartas son fotocopias bien legibles, el libro donde van escritas a máquina las mismas cartas, se lo mando a Pilar, así no te cargo de peso inútil .

Y ahora reviso contigo al resto de la familia:

Álvaro no quedó ni medianamente satisfecho. Trabajó como negro en un proyecto de hotel en el sur de Chile. Resultó una maqueta extraordinariamente buena con un lago de vidrio, y los planos muy, pero muy buenos. Pero el Decano quiso tirarlo a rajar, objetando que lo construyera en cemento, esperaba algo más modesto. Ridículo, porque al lugar se tiene que llegar en helicóptero, y la mantención de algo rústico en madera, es muy caro. Creo que ese señor tuvo un cambio de palabras hace dos años, con Juan, y no lo olvidó. Parece que estaba fiscalizando la entrada de gente a una reunión y sujetó a Juan de un brazo, por lo que recibió una mirada de piedra y algo más verbal…..Ahora Alvarito está más sereno porque ha ido a ver los exámenes de sus compañeros y han sido terribles…por suerte el presentó de los primeros. Ahora sigue un curso para tasadores de propiedades, por un aviso que vi en El Mercurio, y quizás trabaje en una oficina que va a crear un abogado de Indisa, para tasaciones a los bancos. No es lo ideal, pero lo importante es que no se sienta colgado de una brocha.

En casa quedamos Juan, Álvaro y yo. Claro que casi todos los días viene alguien a almorzar, como Mónica y Pato o Alberto y Aída y niños. Juan despidió a la Guille por tratar mal a Mónica, parecía creer que al casarse debía comportarse como ajena…me alegro, porque a mí también me molestaba su aire superior frente a mi enfermedad. A veces tenía la sensación de que esperaba heredar mis cosas y mi casa. Pero lo peor era tener que hacer silencio a cualquier comentario en la mesa, tenerle miedo…con la hija de uniforme, casada con otro uniformado, no había seguridad….De la agencia me mandaron una grandota de aspecto limpio, despachada por usar tu juguera sin atornillarla bien, y cuando Álvaro trató de explicarle su uso, le recomendó ir a arreglar su auto porque la cocina era lugar de ella sola. Entonces dentro del mes la agencia me mandó una negrita bien amorosa, que dijo saber cocinar y de todo. En la practica no sabe nada, ni leer ni escribir, y toma las cosas como si fueran cristales, encuentra que esta casa es muy grande para dos empleadas y que ella no alcanza a hacer la cocina. Luz, la que contraté para los altos mientras la Guille salía en su mes de vacaciones, está agotada haciendo altos y bajos y cocinándole a la negrita simpática (madre de cuatro hijos)….ahora ha pedido su jubilación. Trabajó como 20 años como empleada particular y cuatro más de empleada doméstica. Le estoy haciendo los trámites para que vuelva a ser empleada particular y así saque más $ de jubilación, pero no entiende…jubilará por el Servicio de Seguro Social….tiene 54 años y parece una anciana. Vivió veinte años con un hombre que la dejó con su hija de 18 meses, para casarse con otra, con lo que ahora tiene seis hijos más. Luz educó a su hija, y con lo que le pagamos desde que entró aquí, su hija siguió un curso de secretariado después de la Prueba de Aptitud Académica y ahora está trabajando de secretaria en el Banco del Estado. Y donde ahora están castigadas (les quitaron las tarjetas para ir a la piscina del Estadio Bancario) por haber aplaudido a las mujeres que protestaban en Carlos Antúnez con Providencia el día de la marcha de las mujeres por el barrio alto, de la que no se publicó nada.

He interrumpido la carta para almorzar con Álvaro y Juan; Mónica y Pato no vienen hoy porque ayer llegó la mamá de Pato al departamento de ellos (el departamento tuyo del centro) y se vuelve a Reñaca el Viernes con Mónica y Pato porque el Sábado es su cumpleaños. También este fin de semana hemos invitado a todos a Jahuel (¿recuerdas cuando sacaste a bailar a la viejita?). Reservamos una pieza cuádruple para J. Alberto Aída y niños, y con cuna a $9.500 por alojamiento y pensión completa para los cuatro (menores de dos años no pagan). Otra doble para Gonzalo, Anita y la Cosita, otra para Mónica y Pato, y otra para nosotros. Álvaro se queda en Santiago con su bombón (Marlen Ríos. Actual esposa), le resulta aburrido Jahuel. A mí me gusta no tener que planificar y atender tanta gente como sería en Algarrobo (aún no me atrevo a verlo con el techo tan malo). Las piezas dobles a $5.500 con pensión completa también. Así es que saldremos el sábado temprano para aprovechar la piscina. El domingo se me hace más corto con la idea de tener que volver a Santiago. Alberto y Aída están que cortan las huinchas por tener pronto su casa. Parece que en los primeros días de Diciembre se van a vivir a La Reina. Aída no quiere tener empleada, sino un mozo….la Oriana (hermana mayor de mi madre) se quedaría con los niños cuando ellos tuvieran que salir de noche….(la Oriana con sus dedos crespos para cualquier cosa física…). La mamá de Aída llegó de Argentina ayer, me imagino que fue a descansar…Me encantan los niños de Alberto, son de lo más tiernos y feuchitos. Aunque preferimos la Cosita de Gonzalo. La Anita ha resultado una espléndida mamá. Y como soy peladora, te cuento que ayer llegaron a tomar té Alberto y Aída con la Francis con 39 de fiebre, como si tal cosa. Dicen que no aguanta la cama. Falta de paciencia, creo yo, para entretenerla en su catrecito… Como ves, en lo doméstico este primero tendré que pedir a la agencia una empleada. Prefiero pagar 18 mil pesos a tener dos por diez. Resulta mucho movimiento dos personas para nosotros tres…

Mónica cada día más contenta, me parece, acostumbrándose a su vida de casada sin empleada, creo viven a puros sándwiches….Pato feliz de tener espacio propio, quedó histérico con su sobrinita y hermana que estuvieron unos días con ellos porque tuvo que ponerle tapa a los tinteros, y querría haber andado limpiando las paredes que la guagua ensuciaba….A Mónica le importa casi un rábano los detalles domésticos. Conmigo es lo más tierna, haciéndome las compras de verdura y todo para la semana en el Jumbo, porque este mes voy saliendo de muchas molestias por exceso de vitamina C (bajé a 36 gramos diarios). Me dio algo como neuritis y apenas podía subir escalas por inflamaciones de las rodillas, algún nervio supongo, pero no le di mucha bola y me levantaba nomás. Ya pasó todo y la última ecografía, la semana pasada, resultó normal, creo fue asunto del lupus. Ayer, para alejar chunchos, fui a nadar a la piscina del Club Providencia en Pocuro. No te preocupes porque estoy muy bien. Gozo a Mónica, por primera vez en su vida sin el dolor y sufrimiento que le producía estudiar. En estos días estuvo ayudando en la oficina de Pato ($250 la hora. El dólar está a $210).

Me gustaría que todos mis hijos tuvieran algún trabajo en el extranjero. No le veo buen cariz a Chile, con tanta pobreza esto se volcará al comunismo en algunos años más y ellos no tendrían cabida en este país. Estamos viendo algo para Mónica y Álvaro, ya sea beca o trabajo. Este mes nos salieron cincuenta mil pesos de teléfono, claro que llamamos dos veces a Madrid, a Segura, y a EE.UU. para un posible trabajo de Álvaro que no resultó….Pato quiere cualquier cosa, por ahora está feliz. El centro de Santiago le parece Europa, y fotocopia los planos de Santiago de la Guía Telefónica para ubicar las calles….

A Gonzalo no le resultó su puesto en New York. Sueña con vivir en los EE.UU., parece exiliado norteamericano, claro que en el segundo período, ése en que no se nombra ni se compara al país adorado. Antes era agotador escucharle las comparaciones…..

El Domingo compramos un cordero entero y lo aliñó y asó Gonzalo con la ayuda de Alberto. Más tarde a almorzar llegaron Pato-Mónica y Álvaro-Marlen. También llegó Lucho Pareto (ex diputado DC) y Corita. Lucho desesperaba a Corita convenciéndola de que morirían como unos viejos muertos de hambre. Cristián (hijo de Pareto, que después tuvo que renunciar como diputado) chocó después de una fiesta y están con dos abogados para pagar menos por los dos autos. Cristián solo se quebró una pierna. Claudio se separó (otro hijo) y vuelve a veces donde sus padres, vive con siquiatra cuando está en mal período como ahora. La Corita se ve muy triste, además de todas las ánimas que debe espantar con su cáncer. Ha engordado más que yo y sólo sabe de penas. El próximo Jueves Sonia Bruyere y yo la llevaremos a almorzar a algún lugar alegre. Tiene que sacudirse un poco los problemas, que eso es la vida.

Durante la hora de almuerzo pensábamos con tu papá que si vas a tener que pasar Navidad y Año Nuevo solo, te buscaras algún lugar donde ir. Hay viajes a París por varios días muy baratos. O a la nieve. ¿Hay algún entusiasta por los viajes en tu barrio? En la KDW hay hartos prospectos, podrías gastar unos 300 dólares con American Express. Pero por favor trata de pasarlo bien. A veces creo sentir tu desolación sin Pilar.

También sería interesante que conocieras Egipto, Israel, Jerusalén. Llegó Carmen Machado (sobrina del poeta. Amiga de mi madre) contando maravillas de esos lugares. Ve por puro sport en la KDW, que aceptan American Express. ¿Ya no hay de esos viajes sorpresa baratísimos a los EE.UU., y que pudieras pagar con la tarjeta? Mira, ve, pregunta ahí en esa tienda de viajes que hablan inglés. Y por favor, entiende, que gozamos cuando vemos tu firma en el papelito celeste por algún restorán. Yo lo toco con ternura pensando en que tú lo firmaste. Usa la tarjeta.

Recién me llamaron de Sanyo. Ya arreglaron el horno, 600 pesos el fusible quemado, 4.500 la revisión y 700 el traslado del aparato al taller. También tendré que cambiarle una pieza molida a tu juguera. Hace dos horas que quedaron en llegar en diez minutos con el horno.

Hoy es día de paro, a las tres la gente se encierra en su casa, los que no van al Parque, a la concentración. Llegó el nuevo embajador de los EE.UU. Las dos radios de oposición sacaron a relucir sus deseos de democracia, pero leyendo su discurso entero, es un apoyo al régimen.

Ya te hablé de Alvarito, de Mónica, de Gonzalo, y algo de J. Alberto. Este hijo e resulta medio extraño. Le di números de teléfonos para que llamara gente en Madrid y nada. Tuve que llamar a Manuel Segura (sacerdote jesuita. Fue provincial en Chile) para que le mandara a sus sobrinos a verlo y eso, cuando Aída me contó que se había sentado a llorar de miedo a volver sin título a Chile. Esos chicos salieron con él cuando Manuel los llamó. Alberto está flaco, seco, llegó como estragado de Madrid. Ahora cuida a la Francis en las mañanas cuando la Aída va a Obstetricia por su internado. El “notable” de Alberto demorará en llegar porque la firma el rey. En algunos días más llegará un certificado por mientras tanto. Ya no me duele eso de que yo sea como papel transparente para J. Alberto….Parece que la siquiatría de Aída lo convenció de que fue un bebé abandonado mientras yo iba a Europa (cuando no he visto niño más seguro de si mismo cuando chico, y recuerdo el año entero en que lo tuvimos en cama y no me moví de su lado, y a veces daban ganas de todo, teniendo yo 23 años). Claro que es injusto pensar así, él no pidió nacer, ni ser regaloneado, ni vacunado, ni estudiado, y además fue un gusto hacerlo. Creo que a pesar de todos sus alardes sociales, serán viejos con plata. Ya pidió el doble de lo que le costaron sus máquinas. Creo que ni comió en Madrid, de creer chismes.

Y ahora el turno de pelar a Juan. Es el viejo más contento, ninguno de sus amigos tiene hijos tan magníficos como él, así dice… Tenemos que hacer trabajo de joyería para bajarle el orgullo de ser presidente de…más de cinco veces por semana me cuenta de sus años y sus actuales logros….y tiene razón. Come como calcetín viejo, y en la noche su soporífero es un whisky de nuestra pieza, más un pisco sour del refrigerador, sin que yo sepa. Alega que no tenemos plata para remodelar esta casa pero brinca de gusto almorzando fuera y yendo a Viña y Jahuel. No se ha comprado anteojos, antes le servían los míos. Cuenta los bisteques. Le presta a Gonzalo el auto con la plata para bencina, pero lo dejó endeudarse con el banco para empezar a pagar la beca de EE.UU. que lo amenazaron con cobranza judicial. Y justo cuando mandó dólares comprados con el préstamo llegó carta desde allá diciéndole que pague de a diez dólares mensuales…Juan va todos los domingos a misa y de compras al Mercado. Llega con congrio y cosas más raras para comer….Tendrá una buena vejez.

Mi ilusión es pintar linda esta casa, arreglar mi terraza con hartas plantas y sofás y hamacas. Tener un jardín lindo también, con lugares de sombra, y otra empleada como la Guille pero no tan derechista….y si puedo, vender esta casa y comprar otra que aún no sé cómo, pero más nueva que esta.

Ya me trajeron el horno. La negrita mira aterrorizada el aparato. Me trajeron el presupuesto de pintura de esta casa. El año pasado a Juan le pedían $18.000 por toda la pintura a la cal exterior. El presupuesto de esta empresa, amigos de una amiga, son 223 mil pesos sin medir metros, el total. Los frescos contratan a dos jornaleros, les pagan 500 pesos diarios y lo tienen listo en 15 días. Pienso contratar a dos hombres a mil pesos diarios y que me lo dejen todo listo en 20 días.

Llegó Juan, así es que voy a acompañarlo y escucharle sus aventuras con los problemas de la clínica. ¡Qué rico que este hombre tome la vida tan deportivamente ahora…!

Un gran abrazo, espero que esta carta salga mañana, cuando no haya paro. ¿Te llegó una libreta con versos de Parra? Es mejor que su libro…La semana antepasada te escribí también largo pero no recuerdo si la puse al correo o la rompí al leerla. Esta sí que saldrá.

Te quiero de aquí a la eternidad, si la eternidad existiera. Cada vez creo que mi única continuidad son mis hijos. Pensaba en eso para el matrimonio de Cecilia (hija de Mónica Correa Brunet, hermana de mi madre) en un fundo de Chena. Cuanto le hubiese gustado a mi mamá estar ahí. Traté de mirarlo todo por ella. En un parque bucólico, en una iglesia que construyó el abuelo del novio. Sólo las familias, unas 300 personas, un cóctel preparado por Mónica no se cuanto, la que hace las fiestas del gobierno. A Manuel (Manuel Brunet, el padre de Cecilia) le pagaron un año por adelantado del arriendo de la casa de Suecia para la fiesta. Telones amarillos, mesas en el gran parque vecino a la antigua casa donde durmieron varios próceres….Estaba toda la familia nuestra, Jaime (hermano de mi madre), no Cucho (hermano), Oriana (hermana mayor), Maxi (hijo de Cucho), la Alexandra (hija de Cucho) que anuló su matrimonio con el jefe de los “gurka” que ya anda en libertad. Dicen que dirigía comandos de civil maltratando gente que protestaba. Lo fotografiaron en eso. Todos los Brunet felices. Manuel hinchado de grasa rosada, nos contaba lo bueno que sus hijos se hubieran casado con jóvenes de buena familia. Y yo veía a Juan con su cara de piedra, sonriente. Juan Alberto conversó con toda la parentela, no reconoció a la Molly, mi prima, y todos lo encontraron un encanto. Al otro día me preguntó si me habían gustado los sanguchitos…. Le dije que esa era la costumbre en gente como uno (gcu).. Recién llama Alberto por teléfono. Está estudiando inglés con un profesor que Juan le recomendó. Parece que le quedó la costumbre de interrogarse. No quiere clases en grupo, sino algo bien estresante, solo él con el profesor…pelambre.

Cristián, ¿por qué no aprovechas de perfeccionar tu inglés? Entre tanto alemán te pondrían en un curso superior. Pero hace algo que te aleje la angustia del destierro de ti mismo que eso es querer a alguien y estar separados. Lo sé por experiencia. Quisiera continuar conversando contigo pero Juan ha llamado varias veces. A veces pienso que va a tener que casarse al tiro si yo me muero porque no sabe estar un minuto solo. La Nella Camarda, viuda (marido ajusticiado en La Serena por lo que se llamó “la caravana de la muerte”), lo ha llamado preguntando por mí, un poco neura y traedora de mala suerte…puede hacerle magia negra, como al primer marido, cree en una religión esotérica que dirige un macho nada de esotérico…

Te quiero, te quiero, te quiero

Ximena

Álvaro nos mostró un montón de apostillas bien divertidas, entre escritura y dibujo. Te incluyo 20 marcos que encontré en un bolsillo. Está llegando una carta tuya para Álvaro. ¡Qué envidia!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s